5 de noviembre de 2012

Angel Márquez, manos y corazón

Hace ya algunos años, que han pasado muy rápido como siempre ocurre, me llegó un mensaje desde una red social para fotógrafos y maquilladores. Era un chico que me pedía una recomendación para poder entrar en esa red social como maquillador. No podía saber cual era su rostro y no tenía muchas fotos aún de sus trabajos, pero algo me atrajo. Me habló de la firma para la que trabaja, Bobbi Brown, y ahí quedó todo: una conversación, intercambio de correos y la esperanza de algún día trabajar juntos. 

Semanas más tarde de compras en El Corte Inglés vi el stand de Bobbi Brown. Yo que nunca tuve vergüenza me acerqué para preguntar por él y por fin ponerle cara. Y ese día terminó de enamorarme. Angel, que nombre más acertado. Pura presencia, tranquilidad, respeto... todo eso que esperas cuando conoces a alguien pero nunca esperas que esté en la misma persona. 

Desde entonces ha sido mi maquillador de cabecera y ya tenemos a nuestras espaldas más de cien sesiones que se me han hecho pocas porque con Angel el trabajo se hace mucho más fácil, más personal, deja de ser trabajo. Dudo que alguien que haya trabajado con nosotros no haya salido del estudio con ganas de repetir. No voy a hablar de su profesionalidad porque eso ya viene reflejado en cada uno de sus trabajos. 



Para que vean que no exagero les presento los mejores retratos que he realizado gracias al trabajo de Angel Márquez. 





0 comentarios:

Con la tecnología de Blogger.

Follow me!

Seguidores