16 de octubre de 2012

Dime cuando, cuando, cuando!!

Que vieja me hago. Y que bien lo llevo. De esta sesión (mi primera sesión en estudio) hasta hoy han pasado casi 10 años, que se dice pronto. 

Una nikon F80, dos carretes en blanco y negro, una mano temblorosa y, por supuesto, Juani. Tengo que admitir que cuando mi profesor de taller de la escuela de arte me dijo que tenía que hacer una sesión en estudio pensé en mucha gente. Cuando le escuché decir "procura que los retratos sean muy expresivos" ya sólo pude pensar en mi primo. Y así de fácil me lo puso (gastamos los dos carretes en menos de veinte minutos). Resultado: no hay dos fotos iguales. Las fotos reflejan lo que es, pura energía (casi 10 años después no ha cambiado, también tengo que admitirlo). 

Un par de kilómetros nos separan, pero en breve lo tendré cerquita para homenajearnos en mi estudio, esta vez en digital y con la mano más firme que nunca. 

0 comentarios:

Con la tecnología de Blogger.

Follow me!

Seguidores